A freno del alza del dólar, Minhacienda dice que mercados entendieron el mensaje

El ministro de Hacienda dijo que los mercados financieros se están volviendo “racionales otra vez” y a eso se atribuye la caída en el precio del dólar. Descartó una intervención en el mercado de la divisa por parte del Gobierno y el mismo Banco de la República.

El ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, sostuvo que la caída en el precio del dólar que registró este miércoles la cotización de la divisa estadounidense al negociarse a $4.895,72 en promedio, fue producto de que los mercados entendieron el mensaje del gobierno.
Sostuvo que el gobierno no ha intervenido en el mercado, sino que algunos especuladores no habían llevado la tasa (del dólar) mucho más allá de lo razonable, “lo mismo que los TES” (papeles del gobierno) que habían disparado su tasa de interés han bajado 1,5 porcentual.

“Celebro que los mercados se están volviendo racionales otra vez”, dijo el funcionario al salir de una reunión con los ponentes de la reforma tributaria en el ministerio de Hacienda.

Sostuvo que esos mercados no habían entendido cuál era el mensaje claro y ahora sí entendieron que “vamos a garantizar la estabilidad macroeconómica de Colombia”.

Anticipó que el viernes en la junta del Banco de la República que se reúne para definir un nuevo incremento en el precio del dinero, se examinará el comportamiento del dólar. Sin embargo, descartó que se tenga sobre la mesa una intervención en el mercado del dólar, sea por el lado del gobierno o del mismo banco central.

Dijo que uno de los análisis que se han hecho tiene que ver con la intervención masiva que hizo Chile y que no tuvo “más efectos que dejar flotar la tasa. Los mercados a veces sobre reaccionan”, sostuvo.

Ocampo reveló que le ha pedido al Banco de la República que uno de los temas para discutir el viernes es el relacionado con los mercados de futuros y su liquidez.

Reunión con ponentes

De la reunión con los ponentes de la reforma tributaria, el ministro de Hacienda indicó que el tema examinado fue el de las zonas francas.

Explicó que se propone un impuesto ponderado: 20% sobre las ventas al exterior y 35% sobre las transacciones en el mercado interno. Mencionó que hay unas excepciones para los productos energéticos que se venden al mercado interno y el impuesto será del 20% para las zonas offshore del gas, la refinería de Cartagena y los biocombustibles.

Para los puertos, aeropuertos y hospitales se considera que las ventas a extranjeros son exportaciones.

Compartir en
Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *