El condenado asesinó a su víctima en 2019 por desacuerdos en el microtráfico de estupefacientes. La Fiscalía revela detalles del crimen.

Un fiscal de una Unidad de Vida aportó suficientes pruebas para que un juez de Popayán sentenciara a 36 años de prisión a Francisco Javier Media Uribe.

El ente investigador imputó al hombre como autor material de los delitos homicidio agravado en concurso heterogéneo con fabricación, tráfico y porte de armas de fuego, accesorios, partes y municiones.

Según los investigadores, los hechos por los que Medina Uribe fue condenado ocurrieron en la vereda Torres, jurisdicción de Popayán, el 17 de febrero de 2019, cuando disparó contra una ciudadana con el arma de fuego que portaba.

Anyi Buitrago, quien se encontraba en estado de indefensión recibió dos impactos de bala en su cabeza, lo que le provocó la muerte de manera inmediata.

De acuerdo con el proceso, el crimen se habría cometido por desacuerdos entre el hombre y la víctima por temas de microtráfico estupefacientes en Popayán.

La sentencia se logró a partir de prueba pericial, la declaración de testigos del crimen y los cotejos balísticos del arma con la que se cometió el homicidio contra la víctima, entre otras prácticas investigativas, según dio a conocer la Fiscalía.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *