En San Andrés, Santander, unas 1.700 familias de los sectores Caracol, Ramada, Ciral, Pablo Sexto y el corregimiento Laguna de Ortices quedaron incomunicadas tras el colapso de un puente provisional debido a las intensas precipitaciones.

Las fuertes lluvias continúan causando estragos en Santander, especialmente en la vía entre Bucaramanga y San Gil, sector Pescadero, donde conductores han reportado caída de rocas, instando a transitar con precaución y solicitando mayor presencia de autoridades viales para garantizar la seguridad en la carretera.

La Oficina para la Gestión de Riesgos y Desastres (OGDR) ha alertado sobre un repentino aumento en el caudal de los ríos de Oro y Hato en Piedecuesta, generando preocupación entre los residentes de las zonas ribereñas.

El incremento inesperado de los niveles de agua ha ocasionado deslizamientos de rocas y árboles en áreas cercanas a Los Curos-Málaga y en la vía que conecta Piedecuesta con Los Santos. Ante esta situación, la OGDR insta a la población a mantenerse alerta y tomar las precauciones necesarias.

Pese a la alerta de la OGRD y su disposición para la atención de las emergencias, varios ciudadanos reportan que las autoridades no han hecho presencia en los lugares afectados.

Con información de redes sociales.

Shares:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *