Así va el proceso por la muerte de 9 jóvenes tras incendio en un CAI

La Fiscalía aseguró que ya recaudó todas las pruebas. Aún no se ha decidido imputar cargos.

Este martes se conoció una denuncia del concejal de Bogotá, Diego Cancino, quien reveló que el pasado 4 de septiembre hubo un incendio en una estación de Policía de Soacha y, tras la conflagración, nueve jóvenes detenidos en ese lugar murieron. Uno falleció en la estación, mientras los demás murieron días después en centros de salud.

Luego de que el concejal señaló que al parecer los policías que estaban en el lugar no tomaron medidas para proteger a los detenidos y evitar la tragedia, la Fiscalía General se pronunció sobre en qué va la investigación por este caso. 

Tras la denuncia por estos hechos, que se dieron en los calabozos del CAI San Mateo, de Soacha, la Fiscalía General aseguró que este miércoles la Delegada para la Seguridad Ciudadana se reunirá con la Directora de la Seccional de Cundinamarca para hablar sobre el caso.

(Lea también: Concejal dice que 9 jóvenes heridos en incendio en estación han muerto). 

Fuentes del ente acusador señalaron que «ya está toda la investigación» y que en ella se recaudó «todo el material probatorio posible hasta el momento». 

Aseguró que esas evidencias están siendo valoradas por peritos y según esas pruebas obtenidas, se determinarán responsabilidades por las muertes de estos ciudadanos y «los posibles delitos a imputar».

Esto significa que la Fiscalía General sigue evaluando las pruebas que tiene y sigue definiendo un plan metodológico en este caso, pero todavía no ha decidido imputarle cargos a nadie por estos hechos. 

Por su parte, la Defensoría del Pueblo aseguró que la institución pidió que se realizara una mesa de trabajo en la que participaron la gobernación de Cundinamarca, la Policía, el Consejo Superior de la Judicatura y la Fiscalía.

En esa reunión se encontró que, en efecto, había hacinamiento en varias estaciones de Policía del departamento ya que en muchas de ellas estaban detenidas personas que no habían podido ser trasladadas porque no se les había realizado la prueba de covid-19, que fue una de las medidas exigidas en el protocolo carcelario por la pandemia.

Por eso, la Defensoría aseguró que de ese encuentro salió una carta al Inpec y al Ministerio de Justicia para que se agilizaran las pruebas con la Secretaría de Salud y  se hicieran los traslados de las personas que estaban detenidas en  varios CAI de Cundinamarca a diferentes cárceles.

La Defensoría del Pueblo también dijo que está acompañando a las familias y las investigaciones judiciales y disciplinarias por estos hechos.

Según el concejal Cancino, en la estación en la que se produjo el incendio había 20 jóvenes presos que, según su denuncia, estaban sufriendo torturas, no les daban comida y, además, se les negó la comunicación con sus familiares.

En medio de esa situación, dijo Cancino, un joven quemó una cobija «y parece ser, que a los contados segundos, por medio de un artefacto que intensificó ese fuego», el incendio se propagó por la estación de Policía.

Compartir en
Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *