En el colegio hay tres baños, uno para hombres y dos para mujeres que en realidad están tapados y se debe usar mucha agua para intentar mantenerlos limpios.

Padres de familia, docentes y estudiantes del Colegio Alberto Santos Buitrago del Socorro se plantaron ayer frente a la administración municipal para protestar por el olvido al que, consideran, fueron sometidos por la actual administración y para pedir que les solucionen de forma urgente los problemas en la infraestructura sanitaria, especialmente en su sede principal ubicada en la vereda Morros.

Orlando Verdugo Castro, rector de esta institución pública y rural del municipio, manifestó que la situación es realmente preocupante, con el agravante de que no es nueva.

Literalmente, los más de 90 estudiantes y docentes que asisten al colegio no tienen en donde hacer sus necesidades fisiológicas. Verdugo indicó que todo el año estuvieron hablando con funcionarios de la alcaldía para solicitar una intervención, pero no fue posible, y hoy está en riesgo que los alumnos puedan terminar su año lectivo.

En el colegio hay tres baños, uno para ahombres y dos para mujeres, los cuales se usan en extrema urgencia, porque en realidad están tapados y se debe emplear mucha agua para intentar mantenerlos limpios.

Verdugo indicó que las redes sanitarias están tapadas y el pozo séptico colmatado, con drenajes de aguas sucias por todas partes, lo que se convierte en un grave problema para la salud pública de los estudiantes, docentes y personal institucional.

La situación es insostenible, según lo manifestaron quienes asistieron a la protesta y exigen una intervención urgente de las autoridades municipales. El rector aseguró que de no prestarse atención inmediata es probable que el próximo año no puedan iniciar clases de acuerdo con el cronograma.

La sede principal no es la única que tiene este problema. Las directivas de la institución aseguraron que el fenómeno es el mismo en la escuela rural de Alto de Chochos, en donde además de tener las redes sanitarias obstruidas, no tienen servicio de agua desde hace aproximadamente cuatro años.

“En diecisiete años que llevo en el colegio nunca hemos recibido un mantenimiento”, dijo el docente.

Verdugo recordó que en el arreglo de una vía se rompió la tubería que llevaba el agua a la escuela y desde ese momento no llega el líquido. Para garantizar el suministro, con baldes en mano, padres de familia llenaron durante un tiempo el tanque de agua de la escuela y ahora, con el apoyo de bomberos y la empresa de aguas del municipio, el llenado se hace con carro tanque, pero el proceso resulta desgastante.

Sin transporte escolar

El rector del colegio lamentó la falta de aporte que recibieron de la Alcaldía para el transporte escolar, un hecho que no se presentaba hace muchos años.

Verdugo dijo que los padres de familia, la mayoría trabajadores del campo, tuvieron que asumir de su bolsillo el gasto, haciendo que muchos decidieran dejar de enviar a sus hijos a estudiar por la falta de recursos.

Desde la institución recordaron que ellos también hacen parte del Socorro y pidieron a la nueva administración tenerlos en cuenta y no hacer ser ignorados, como lo hizo durante cuatro años la administración anterior.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *