Con dos santandereanas, América de Cali pasa a la final de la Copa Libertadores femenina

En un partido donde consiguió el empate en un gol agónico, América se impuso en la definición desde el punto penal a Corinthians y se clasificó a la final de la Copa Libertadores femenina.

Para la segunda parte la tendencia parecía mantenerse, con un compromiso defensivo total de las rojas, incluyendo a sus armas de ataque Gisela Robledo, Catalina Usme y Wendy Bonilla.

Joemar Guarecuco no dudó en empalmar un zapatazo con su pierna derecha tras recibir un balón largo. Sorprendió a todas, incluida la arquera Borges, que se vio colgada en un verdadero golazo.

Tapia, heroína roja, señaló que «la clave está en que nunca dejamos de creer. Estamos enfocadas en lo que queremos: ser campeonas de Libertadores».

Sobre si estudió la forma en la que cobraban las corinthianas para poder destacarse acotó que: «No estudio los penales, trato siempre de aguantar mucho. Por suerte pude tapar dos y ayudar al equipo».

La locura y la motivación era roja para la tanda de penales, donde Tapia adivinó todos los tiros y pudo contener dos. Eso bastó para clasificar gracias a los cobros magistrales de Catalina Usme, Gabriela Rodríguez, Anlly Iglesias y Diana Ospina.

Sin embargo, a los 57 minutos llegó el baldado de agua fría. Golazo de Tamires, capitana de las paulistas, con un zurdazo de fuera del área al que no llegó Tapia.

La dinámica del juego se mantuvo y América parecía no tener opciones de empatar y debía resignarse a jugar por el tercer puesto. El técnico Andrés Usme dio ingreso a Joemar Guarecuco y Gabriela Rodríguez para cambiar el trasegar del encuentro.

Fueron cinco minutos de adición los que dio la terna de juezas bolivianas. Y en el 90+3 llegó el júbilo rojo.

Compartir en
Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *