El Carrasco se queda sin capacidad: puede recibir basuras hasta junio entrante

En junio próximo el relleno sanitario alcanzará su capacidad máxima de disposición. En pocas palabras, no quedará espacio para enterrar más desechos. Urgen obras por cerca de $15.000 millones para hacer adecuaciones en dicho sitio..

El Carrasco se queda sin tiempo y sin espacio. Técnicamente, al relleno sanitario de Bucaramanga le quedan cerca de cuatro meses de capacidad para la disposición de residuos sólidos.

Si no se ejecutan obras y adecuaciones en dicho periodo, en junio entrante este sitio de disposición final de basuras se quedaría sin un terreno acondicionado para poder enterrar más basuras de forma controlada y segura.

Así lo advirtió la gerencia de la Empresa de Aseo de Bucaramanga, Emab. Conforme con lo precisado desde la entidad encargada de las operaciones en El Carrasco, se requieren de manera urgente obras por cerca de $15.000 millones para contratar y llevar a cabo las adecuaciones en dicho relleno sanitario.

Trabajos como conformación de canales para la evacuación de aguas lluvia, intervención de taludes, e instalación se sistemas de aislamiento del suelo, son algunas de las obras que se necesitan para poder ampliar la capacidad de disposición en El Carrasco.

Esta noticia se genera en medio de un momento crítico, justo cuando la Emab espera una determinación de la justicia que la podría obligar a cerrar definitivamente el relleno sanitario. La Empresa de Aseo aguarda por una decisión del Tribunal Administrativo de Santander.

Además de esta amenaza en materia legal, ahora surgió este reto técnico relacionado con la ampliación del relleno sanitario. Los alcaldes de los siete municipios que disponen basuras en El Carrasco deberán apalancar y aportar los recursos necesarios, o de lo contrario sus localidades se quedarán sin un lugar en donde disponer los desechos.

La capacidad remanente

De acuerdo con lo expuesto por la Gerencia de la Emab, los diseños y las adecuaciones actuales advierten que en El Carrasco se pueden disponer basuras hasta junio de 2024, a un ritmo de 1.050 toneladas diarias en promedio.

Sin embargo, desde la Empresa de Aseo se explicó que el relleno solo cuenta con tiempo extra que permitiría prolongar las operaciones durante un mes o a lo mucho dos meses más.

“Con las inversiones que se hicieron en los años anteriores, esperamos poder tener una capacidad remanente hasta julio o agosto del presente año, dependiendo del volumen diario de residuos que lleguen al relleno”, precisó Hélbert Panqueva, gerente de la Empresa de Aseo de Bucaramanga.

En el pasado periodo de gobierno, los alcaldes de Bucaramanga, Floridablanca, Girón, Piedecuesta, Rionegro, Matanza y California aportaron cerca de $7.766 millones para ampliar la capacidad remanente del relleno sanitario y alrededor de $2.290 millones para ejecutar obras relacionadas con el control de aguas lluvia.

¿Se viene otra declaratoria de calamidad?

El Juzgado 15 Administrativo de Bucaramanga ordenó hacer efectivo el cierre del relleno sanitario desde el 14 de agosto de 2021. Desde dicho año, los alcaldes han realizado declaratorias de calamidad pública para tratar de ‘blindarse’ legalmente y seguir usando El Carrasco.

En Bucaramanga, la más reciente declaratoria se hizo a mediados de 2023, y en diciembre pasado fue prorrogada. El plazo de dicha prórroga se vencerá justamente en junio entrante. Es decir, es otro problema adicional que deberán enfrentar los alcaldes.

En la sentencia más reciente proferida en el marco del proceso judicial de cierre de El Carrasco, con fecha del pasado 15 de diciembre, el juez cuestionó las declaratorias adoptadas por los mandatarios municipales.

“Se ha realizado un uso indebido de las figuras de la temporalidad y transitoriedad a través de la expedición de los decretos de emergencia sanitaria, existencia de situación de riesgo de calamidad pública y calamidad pública, por cuanto a la fecha no se ha dado cumplimiento integral en la sentencia, respecto del cierre definitivo de El Carrasco y la búsqueda de un nuevo lugar”, manifestó el Juzgado 15.

Es importante informar que la sentencia más reciente se profirió para resolver un incidente de desacato, mediante la cual fueron sancionados con millonarias multas los alcaldes de Bucaramanga y de Girón, además del Gerente de la Emab.

Se espera decisión de tribunal

De quedar en firme el desacato fallado en diciembre pasado, la Emab y los demás funcionarios implicados quedarían expuestos a nuevos incidentes y sanciones similares, que podrían acarrear incluso penas de prisión.

Actualmente se está a la espera de una decisión por parte del Tribunal Administrativo de Santander, para conocer si queda en firme o no el referido desacato. De acuerdo con lo explicado por Panqueva, “el juez elevó a grado de consulta ante el tribunal administrativo la decisión que él tomó”.

La determinación definitiva se conocería, aproximadamente, dentro de un mes. De ser negativa, la Gerencia de la Emab advirtió que se vería en la obligación, literalmente, de cerrar las puertas de El Carrasco y dejar de enterrar residuos.

“Esto nos pone en una situación extremadamente compleja para los municipios que disponen en El Carrasco. Cerrando el relleno sanitario solamente durante dos o tres horas, estaríamos haciendo colapsar, prácticamente, al área metropolitana de Bucaramanga”, señaló el Gerente de la Emab frente a dicho riesgo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *