Las autoridades municipales harán cumplir las normativas que regulan la ‘altura’ de las construcciones y la instalación de elementos que sobresalen en las fachadas de muchos establecimientos comerciales.

Es una problemática que está a la vista de todos, pero a veces nos ‘hacemos los de la vista gorda’: hablamos de la invasión del espacio aéreo en fachadas de negocios y residencias.

Puede que parezca un asunto trivial, pero la ley recuerda que los límites de nuestras propiedades no terminan en la línea de la acera: ¡El cielo también pertenece a todos y las construcciones no deben usurparlo!

¿De qué manera se invade el espacio aéreo en Bucaramanga?

Hay muchas formas: con los grandes anuncios o letreros que sobresalen hacia la vía pública, bloqueando la vista; con los techos excesivamente largos o con diseños que sobresalen; y con algunos balcones o terrazas con barandas altas, que se convierten en obstáculos visuales que impiden la libre circulación del aire y de la luz.

Hay otras construcciones antitécnicas que violan las normas urbanísticas y, en ese sentido, la zona Centro de Bucaramanga y los barrios populares son los que más ilegales.

¡Lo propio con los avisos publicitarios!

En ese orden de ideas, el Municipio advirtió que ‘meterá en cintura’ a los promotores de estas invasiones.

Según la Alcaldía de Bucaramanga, la invasión del espacio aéreo por estructuras puede crear riesgos para la seguridad, obstruyendo la vista y dificultando el paso de los servicios de emergencia.

Y como es necesario tomar medidas para evitar este tipo de usurpaciones, es importante que los ciudadanos sean conscientes de la importancia del espacio aéreo y se involucren en la defensa del mismo.

Según el Municipio, también las empresas que infrinjan la Ley de Publicidad Exterior, deberán cubrir los gastos del retiro de los anuncios y se harán acreedoras a multas que oscilan entre cinco y diez salarios mínimos.

De acuerdo con la referida reglamentación, el propio Municipio procederá al retiro de dos medios publicitarios ubicados en azoteas de las casas y sobre las fachadas de los establecimientos comerciales.

Tales acciones tienen la finalidad de resguardar la integridad física y patrimonial de las personas que habitan los inmuebles en donde se encuentran instalados este tipo de anuncios, así como de quienes transitan por la zona.

Shares:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *