El Batallón de Desminado del Ejército Nacional destruyó dos artefactos explosivos que fueron instalados en zona rural de los municipios de Matanza y El Playón en Santander.

Dos minas antipersonales que podrían afectar a uniformados de la fuerza pública, pero también a la comunidad campesina, fueron halladas en zona rural de los municipios de Matanza y El Playón, Santander.

Esta acción que evitó una tragedia fue adelantada por soldados del Batallón de Ingenieros de Desminado Humanitario Número 3. Se desconoce cuánto tiempo llevaban sembradas, pero representaban un peligro en la zona.

“No sabemos con exactitud cuándo y quién las instaló. Lo que podemos afirmar es que estamos trabajando desde el año 2016 en estas áreas peligrosas. Son más de 23 mil metros cuadrados lo que recorremos para encontrar estos artefactos explosivos”, señaló una fuente del Batallón de Desminado Humanitario.

Los artefactos explosivos estaban enterrados y se activaban mediante presión al ser pisados. Se encontraron mediante ubicación manual.

Nuestros soldados, expertos en desminado, limpian la zona y así las hallamos. Podemos decir con tranquilidad que, gracias a nuestra labor, pobladores del área rural de Matanza y El Playón pueden transitar por esos territorios”, indicó el Batallón.

Santander libre de minas

El Batallón de Ingenieros de Desminado Humanitario Número 3 aseguró que solo en cuatro municipios de Santander hay sospechas de minas antipersonal.

Estos son: El Playón, Suratá, Matanza y Rionegro. Se espera al finalizar el año 2024, declarar a Santander como el primer departamento de Colombia libre de sospecha de minas.

“Nuestra labor es integral en las comunidades con sospechas de minas. No solo es hallar y destruir los artefactos explosivos. También buscamos el apoyo a las poblaciones afectadas mediante jornadas lúdicas, recreativas y de salud”, finalizó el vocero de la unidad militar

Según la Unicef, Colombia es uno de los países más afectados del mundo por las minas antipersonal, con más de 100 víctimas al año, un 60 % son civiles.

“Muchas minas se han acumulado en los años del conflicto armado, otras surgen cada día, con el aumento de las confrontaciones y en el desarrollo de nuevas hostilidades entre diversos actores armados. De acuerdo a la información recopilada por el Área de Responsabilidad de Acción Contra Minas en 2023, más de 520 mil personas, habitantes de 122 municipios de Colombia, estaban en riesgo de sufrir un accidente por artefactos explosivos o de ser confinadas o desplazadas por la presencia de estos artefactos”.

Sembrar minas es una violación al Derecho Internacional Humanitario, cuyas normas regulan los conflictos armados, y está prohibido por la Convención de Ottawa (Tratado sobre la prohibición de las minas) que fue ratificada por Colombia.

Shares:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *