Los controles en Barrancabermeja también se realizan en los llamados ‘fruver’ o locales comerciales donde se usan equipos para promocionar productos. Inicialmente las autoridades adelantan comparendos pedagógicos, en las próximas semanas iniciarán las sanciones en firme.

En Barrancabermeja iniciaron los operativos para controlar los niveles de ruido en los establecimientos de la ciudad. Según Eduardo Ramírez, subsecretario de seguridad ciudadana, esta medida responde a numerosas quejas de la comunidad de sectores en donde especialmente funcionan negocios nocturnos.

“Hemos recibido múltiples denuncias que ha interpuesto desde la comunidad desde diversos sectores frente a los excesos de ruido por eso adelantamos estos controles haciendo medición de ruido y se han identificado muchos establecimientos de comercio que exceden estos niveles”, dijo.

Los controles adelantados de manera conjunta entre la Subsecretaría de Seguridad ciudadana, la Secretaría de Medio Ambiente y la Policía del Magdalena Medio se han desplegado en las zonas más concurridas por la vida nocturna, especialmente en el sector de la Avenida del Ferrocarril, el Barrio La floresta, Palmira, entre otros. Estos lugares, conocidos por su alta concentración de bares, cantinas, restaurantes, han sido el foco principal de las inspecciones.

“Están son acciones preventivas que nos ayudan a mejorar la convivencia. Estamos recorriendo los establecimientos comerciantes haciendo mediciones de ruido, por ahora son de tipo preventivo, estamos diciéndole a los comerciantes que sean mesurados con el tema del ruido y uso de equipos de sonido. Y a la comunidad le decimos que ante cualquier queja de este tipo se pueden comunicar con la línea 123 de la Policía”, expresó el Mayor José Betancourt, comandante del Distrito 1 del Departamento de Policía Magdalena Medio.

Durante las inspecciones, los funcionarios utilizan sonómetros para medir los niveles de decibeles emitidos por cada establecimiento. Según la Resolución 0627 de 2006, del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, para las zonas con uso permitido de bares, restaurantes, tabernas, discotecas, bingos y casinos deben cumplir con los límites permisibles: para el día, son de 70 decibeles (dB); y en la noche, son de 60 dB. Sin embargo, se han encontrado locales en donde se superan los 90 dB.

“Estamos llegando primero a hacer pedagogía para enseñarle a los comerciantes cuales son los niveles permitidos de acuerdo con la zona donde se encuentren, si es comercial, residencial o industrial. Este es un tema de convivencia, los parlantes no deben estar ubicados en la parte externa de los establecimientos sino al interior y es un tema de tolerancia, que los comerciantes entiendan que los vecinos tienen derecho a descansar, disfrutar sus horas de sueño”, explicó Orlando Serrano, profesional de la secretaría de medio ambiente.

La comunidad opina

“Es excelente que hagan controles, porque hay comerciantes, fruvers que se pasan de bulla. No hay necesidad de escándalo para poder vender, eso perturba”, Freddy Peñalosa

“Yo me veo afectada porque tengo venta de recargas, minutos y la gente llega a preguntar y el ruido es fuerte, no puede uno hablar. A veces llamamos a la policía y ellos cuando la ven llegar bajan el volumen, pero apenas se van suben el volumen. Es exagerado, el ruido es muy fuerte y esta bien que hagan estos controles porque la afectada es la comunidad”, Idarlys Cáceres.

“La gente no se da cuenta del daño que hace a los vecinos con el ruido. Los comerciantes deben bajar el ruido y nos parece excelente que haya control”, Alexander Gonzáles

Shares:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *