El economista Vásquez Gómez, alcalde elector de Barrancabermeja, dice que se la jugará por el turismo, los paneles solares, la agroindustria y la infraestructura vial, y atraerá inversión.

Barrancabermeja está de nuevo en el centro de la discusión por las pretensiones de este gobierno en poner en marcha la transición energética, así como cambiar a Ecopetrol, con su refinería, a una empresa de energía y no solo de petróleo.

Esto tendrá repercusiones en la generación de empleo, la incursión en nuevas actividades económicas y la creación de comunidades energéticas. Por eso, Vanguardia conversó con el mandatario electo, Jonathan Vásquez Gómez, para conocer de primera mano los proyectos que tiene para la ciudad el alcalde de 33 años.

responde el alcalde
¿Usted ve, en es te momento, a Barrancabermeja preparada para la transición energética?
Barrancabermeja es una ciudad que ha estado dedicada a la generación de energía a partir de hidrocarburos, en donde se ha explotado, explorado y se ha encontrado petróleo, pero también se ha refinado. Tiene experiencia y conocimiento. Sin embargo, nos hace falta empezar a prepararnos para esa transición, para pasar a la generación de energías limpias, renovables. Estamos en el momento indicado para empezar a hacerlo. Necesitamos articularnos con energía solar y la generación de hidrógeno verde, que es el combustible o la energía del futuro cercano.
Tenemos toda la capacidad y el potencial, pero nos hace falta la articulación entre las partes política y privada para poder llevar a cabo esa transición energética.
En su propuesta de campaña habló de paneles solares, ¿eso lo materializará en su plan de desarrollo? ¿Cree que se hará efectiva y que habrá comunidades energéticas?
En Barrancabermeja hemos vivido por muchos años un pago del recibo de energía de los más caros del país. Primero, porque las tarifas están por encima del promedio. Segundo, un impuesto de alumbrado público. Y tercero, el consumo por las altas temperaturas.
Una de las apuestas es tratar de suplir ese consumo generando nuestra propia energía a partir de los paneles solares, que es una tecnología que viene inundando el mercado mundial. Lo hay en Europa, que tiene cuatro horas de sol al día, imagínense aquí que tenemos sol ocho horas al día, con un nivel de radiación alto para energías solares. Es una gran apuesta que tenemos y hay que articularnos con el Gobierno nacional. El presidente Gustavo Petro lo ha dicho, tener muchos programas de techo solar, un estallido solar con comunidades energéticas, para que miles de colombianos puedan tener esos paneles para generar su propia energía. Incluso, la Creg tiene regulado todo el tema de paneles solares.
Nuestro proyecto, en los próximos cuatro años, es ayudar a que sean miles de ciudadanos que logren tener esos paneles solares en sus casas y así reducir los costos de la energía, mejorar su calidad de vida y reactivar la economía. Porque esos recursos que se ahorrarán en electricidad, se reinvertirán en la economía local, lo que va a potencializar el emprendimiento y el consumo.
Desde el Gobierno nacional se anunciaron cambios para convertir a Ecopetrol como una empresa de energía y no solo de petróleo, ¿cree que esos cambios van a impactar a la refinería?
Por supuesto, esto tendrá una repercusión en la economía de la ciudad. Pienso que Barrancabermeja es el claro ejemplo de lo que es Colombia. Colombia es un país que, si bien no es petrolero, sí depende muchísimo del petróleo. Entonces, Barrancabermeja es una mini Colombia. Todo lo que se haga a nivel país inmediatamente tiene un efecto en nuestra ciudad. Veo con buenos ojos lo que propone Ricardo Roa, presidente de Ecopetrol, para pasar de ser una empresa de hidrocarburos a una de energía, porque al final los hidrocarburos eran su energía.
Vemos que se hacen unas pruebas piloto de hidrógeno azul en la refinería, a partir de algunos residuos que quedan de la refinación. En Cartagena hay una prueba piloto para hidrógeno verde. Esperamos que Barrancabermeja sea un destino de inversiones para todas estas nuevas tecnologías que van de la mano con Ecopetrol, con los paneles solares.
Incluso varias empresas de la industria petrolera ya han invertido en granjas solares para poder suministrar la energía que necesitan para su operación. Entre esos está Ecopetrol, que tiene ya dos granjas solares.
¿La ciudad está dispuesta a recibir esa inversión?
Vemos que Ecopetrol entendió que el futuro no es el petróleo, sino la energía. Entonces, esperamos con ansias que toda esa inversión llegue a Barrancabermeja, que pasemos de ser la capital petrolera de Colombia a ser la capital solar, la capital energética de Colombia.
En términos de transición energética, ¿cómo le irá a Barrancabermeja en su mercado laboral? ¿Qué sectores ahora generarán el empleo?
En Barrancabermeja tenemos una de las tasas de desempleo más altas del país y es precisamente porque la economía ha dependido mucho de un solo sector, el de hidrocarburos, que si bien genera bastantes empleos, es una actividad productiva que es intensiva en capital más no es mano de obra. Es decir, que si comparamos la cantidad de recursos que se necesitan para el proyecto, es más lo que se va en capital, en maquinaria, que lo que se invierte en mano de obra.
Queremos apostarle a sectores intensivos en mano de obra, en talento humano, como turismo y agricultura.
¿Cómo será esa apuesta por el turismo?
Tenemos potencial para el turismopor la ubicación en el corazón de Colombia, que nos atraviesan las principales arterias de conectividad, la Troncal del Magdalena Medio, la Ruta del Cacao, la vía Yuma, el río Magdalena.
En ese orden de idas, ¿su proyecto es turismo e infraestructura vial?
En estos días vamos a revisar el corredor férreo, que va desde La Dorada hasta Chiriguaná, que también atraviesa a Barrancabermeja. Tenemos el río Magdalena con la navegabilidad, con el puerto de Impala, tenemos aeropuerto. Entonces, la ciudad tiene un potencial grandísimo para el turismo. Tenemos gastronomía y cultura.
¿Y dónde queda la agricultura?
Tenemos grandes terrenos y extensiones de tierra. Aquí teníamos la única empresa de fertilizantes del país, que era Ferticol. Lamentablemente, por malos manejos políticos, se acabó. Pero Barrancabermeja tiene potencial para la agroindustrial. Gestionaremos una central de abastos aquí en la ciudad para potenciar lo agrícola, la piscicultura, lo avícola, hasta abejas para la miel. Tenemos que potencializarlo.
¿Qué papel cumplirán otros sectores de la transición?
Las transiciones energéticas generarán mucho empleo, como paneles solares, hidrógeno verde, todo eso abrirá nuevas puertas al mercado laboral, pero esto debe ir articulado con la educación. Queremos que Barrancabermeja se convierta en una ciudadela educativa, que las grandes universidades se ubiquen acá, porque esta ciudad recibe estudiantes de todo el Magdalena Medio.
¿Y más universidades?
Es muy triste que la Universidad Industrial de Santander ni siquiera tenga carreras completas aquí en Barrancabermeja. Entonces, tenemos que dar esa lucha para que Barrancabermeja también se vuelva una ciudadela educativa, que vengan estudiantes de todas partes del país a estudiar aquí. Queremos que se reactive la economía con las transferencias de dinero y mesadas que envían los padres a los estudiantes.
Mencionaba ahora el río Magdalena, la red férrea y las troncales víales, ¿cómo le sacará provecho a esa posición estratégica del municipio?
Barrancabermeja tiene un potencial logístico impresionante. Lo que hablábamos al principio, tenemos las principales carreteras, el río Magdalena y el corredor férreo. Entonces, es una ciudad con un potencial grandísimo, lo que necesitamos es que la política y el sector privado se articulen para poder sacar todo ese potencial. Estamos con ansias para que esa navegabilidad del río se pueda culminar, eso no solamente va a reactivar lo comercial, sino lo industrial, que logremos tener una ciudad en donde lleguen las materias primas y de ahí salgan productos terminados, eso sería maravilloso, tener embarcaciones río arriba y río abajo los 365 días del año. Esperemos que Barrancabermeja se una ciudad mucho más competitiva en términos de costos de producción.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *