Keinner Dayan Bredes Carrillo, de 18 años, vivía en el municipio de Floridablanca y al momento del accidente se desplazaba en su motocicleta hacia el Centro de Bucaramanga. Chocó por detrás a un taxi que, según las autoridades, paró su marcha en plena autopista.

Como una persona alegre, soñadora y amante de la música vallenata es recordado por los suyos Keinner Dayan Bredes Carrillo, el joven que perdió la vida este sábado, 6 de julio, tras chocar su motocicleta contra un taxi en el viaducto García Cadena de Bucaramanga.

Este joven tenía tan solo 18 años de edad y residía en un conjunto residencial del barrio El Dorado, en Floridablanca. Justo al momento del accidente había salido con su novia al Centro de Bucaramanga a realizar unas compras.

Eran aproximadamente las 2:00 p.m. cuando Keinner Dayan iba al mando de su motocicleta Honda Navi, de color rojo con negro y de placa AYA-26G, en sentido Floridablanca – Bucaramanga. En la entrada del viaducto García Cadena chocó abruptamente contra el taxi de placas SXR-529, conducido por un hombre de 58 años, que frenó para recoger un pasajero.

“El taxi paró la marcha intempestivamente sobre la autopista y el motociclista, por la velocidad que llevaba, no alcanzó a frenar y se impactó con la parte de atrás del vehículo. Al parecer una de las partes del carro, un elemento cortopunzante, le generó una herida en el cuello y obviamente murió desangrado”, dio a conocer Yesid Villamizar, agente de Tránsito de Bucaramanga.

Pese a que al lugar arribaron varias ambulancias a socorrer a los heridos, nada pudieron hacer por el joven de 18 años que murió en el sitio de los hechos. Su compañera sufrió lesiones leves y fue llevada a un centro médico.

El cuerpo quedó tendido a un lado de la puerta del conductor del taxi y junto a él la moto que segundos antes conducía.

Agentes de la Unidad Móvil de Criminalística de la Dirección de Tránsito de Bucaramanga se encargaron de realizar el levantamiento del cuerpo, el cual permanece en la morgue del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

“Todo es, al parecer, que presuntamente el vehículo detuvo la marcha y el muchacho no alcanzó a realizar la maniobra de frenado sino trató de esquivar el vehículo y chocó”, añadió sobre la hipótesis que se estudia.

Los dos vehículos involucrados en el hecho fueron inmovilizados y quedaron bajo custodia de Tránsito Municipal mientras se hace el proceso investigativo para determinar responsabilidades.

“El muchacho vivía con su hermanita y la mamá, muy unidos todos. A él le gustaba mucho el vallenato e incluso hasta lo cantaba. Dios lo tenga en su gloria y le de mucha fortaleza a la familia”, expresó un allegado a la víctima.

Vanguardia conoció que Keinner Dayan trabajaba como independiente y había adelantado sus estudios de bachillerato en el Colegio Técnico Vicente Azuero.

Shares:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *