La historia detrás de la triste canción ‘Mamá, ¿dónde están los juguetes?’

La encargada de poner su sentida voz al servicio del conocido villancico compuesto por el venezolano Oswaldo Oropeza (el mismo de ‘Faltan cinco pa’ las doce’), fue Raquel del Coromoto Castaños Amundaray.

Por su testimonio en charlas y en entrevistas, la verdadera niña de la canción tenía cerca de 6 años para el año de la grabación de ‘Mamá, ¿dónde están los juguetes?’.

Debido a la dura historia que contiene la letra de la melodía, la menor no quería cantarla.

Sin embargo, ante la dureza del estribillo y su poco ánimo para grabarlo, el deseo de complacer a su madre la llevó a hacerlo.

Mientras otros niños de su edad soñaban con regalos materiales, como grandes juguetes, ella solo quería un regalo de Navidad: “una varita mágica” con la que pudiera cumplirle todos los sueños a su mamá y “hacerla feliz”.

La canción fue estrenada en diciembre de 1962 y, desde entonces, no ha parado de sonar. En medio del éxito, un programa de televisión venezolano quiso grabar un video conmemorativo.

Ahí, de nuevo, el peso de la trama golpeó en la sensibilidad de Raquel. La intención de los productores era recrear todo el aura de precarización que resume la melodía. Pero, por alguna razón, no habían reparado en los zapatos que portaba la protagonista.

Para darle verosimilitud al clip se inclinaron por una más que controversial estrategia: tomaron los tenis de Raquel y los rompieron.

Así lograrían transmitir la ‘idea’ que querían. Esa misma que había contrariado a su protagonista desde un principio.

El video salió -para bien o para mal-, la canción siguió cosechando triunfos y en la actualidad, cuando Raquel tiene casi 70 años, la siguen reconociendo como la ‘niña’ de los juguetes que nunca llegaron.

Compartir en
Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *