Las condiciones climáticas en el sureste de Florida generaron este severo fenómeno natural, lo que afectó el tráfico y la movilidad en diversas zonas, con pronósticos de más precipitaciones que podrían empeorar la situación.

El Servicio Meteorológico Nacional ha emitido una alerta en Miami y gran parte del sur de Florida debido a un fenómeno climático extremo que ha provocado inundaciones significativas. La situación, calificada de alto riesgo por las autoridades, representa una amenaza considerable para la vida y la propiedad. Este evento climático comenzó el jueves 13 de junio a las 12:22 (GMT-4) y se espera que persista hasta la tarde del viernes 14.

Las fuertes lluvias que continúan cayendo sobre el sureste de Florida han afectado a los condados de Broward Costero, Miami-Dade Costero, Palm Beach Costero, y el sur de Miami-Dade, entre otros. Además, las regiones del sur y suroeste de la región, incluyendo Glades, Hendry, y partes del condado de Collier, también están bajo amenaza. Desde la mañana del martes, el sur de Florida ha recibido entre 15 y 30 centímetros (6 y 12 pulgadas) de lluvia, con algunas áreas registrando hasta 46 centímetros (18 pulgadas). Se espera que esta noche caigan entre 10 y 20 centímetros (4 y 8 pulgadas) adicionales.

El impacto de estas lluvias ha sido significativo, provocando inundaciones extensas en las calles y cuerpos de agua. Según el Servicio Meteorológico Nacional, “el escurrimiento excesivo puede resultar en la crecida de ríos y arroyos, además de inundar áreas bajas y propensas a inundaciones”. Las inundaciones ya han paralizado el tráfico y afectado la movilidad en diversas zonas, con el potencial de empeorar debido a las próximas precipitaciones.

Ante esta situación, el gobernador de Florida ha declarado el estado de emergencia en cinco condados, incluyendo Miami-Dade y Broward, como reportó Telemundo 51. Los aeropuertos de Miami y Fort Lauderdale están operativos, aunque con numerosos vuelos afectados. El miércoles 12, se reportaba que el 53% de los vuelos en Miami estaban retrasados o cancelados, y el jueves en la mañana más de 120 vuelos presentaban condiciones similares.

En algunas regiones, las condiciones son especialmente severas. En North Miami, las lluvias han alcanzado los 51 centímetros (20 pulgadas), mientras que en Hallandale Beach, en el condado de Broward, se han acumulado 49 centímetros (19,39 pulgadas) hasta la madrugada del jueves. Los residentes en áreas como Edgewater y North Bay Village enfrentan calles anegadas donde los automóviles no pueden transitar, y según informó Telemundo 51, “los conductores deben evitar intentar cruzar las vías inundadas”.

Recomendaciones de las autoridades de Miami

La alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, pidió a los residentes que se mantuvieran en sus casas si no era estrictamente necesario salir, especialmente en las zonas más afectadas. Levine Cava también destacó que “se esperan más lluvias de acuerdo al pronóstico, por lo que se previsé más inundaciones”, asegurando que cuentan con los recursos necesarios para que los equipos de emergencia puedan responder rápidamente a la situación.

El alcalde de la ciudad de Miami, Francis Suárez, también declaró el estado de emergencia local el miércoles. “Por las inclementes condiciones del tiempo he declarado un estado de emergencia local para la ciudad de Miami”, manifestó Suárez en un comunicado publicado en la plataforma X. En Miami, se han instalado 27 bombas en diferentes ubicaciones para ayudar a mitigar las inundaciones, y Suárez subrayó la necesidad de hacer permanentes estas bombas para enfrentar futuras situaciones similares.

 

Shares:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *