Kiev ha conseguido en el último mes establecerse en la orilla izquierda del río —la que controlan las tropas rusas—, asegurando una presencia de unos 500 soldados y un constante movimiento de lanchas rápidas, según analistas militares rusos de referencia.

Las agencias estatales rusas TASS y RIA han retirado este lunes de sus publicaciones dos alertas que anunciaban una retirada de las tropas rusas en la orilla oriental el río Dniéper, en la provincia de Jersón, la parte controlada por los invasores. Poco después, el Ministerio de Defensa ha calificado de “provocación” la información distribuida por las dos agencias, que están controladas por el Estado ruso. El incidente, muy inusual, sugiere cierto desajuste entre la cúpula militar rusa y los medios oficiales sobre la forma de informar de la “operación militar especial”, como Moscú denomina la invasión de Ucrania. El comunicado retirado por las agencias aseguraba que el Alto Mando en la zona había ordenado un traslado de sus tropas “a posiciones más favorables”, y citaba como fuente al Ministerio de Defensa ruso. La nota fue rápidamente eliminada de los canales de distribución de ambas agencias. TASS aseguró posteriormente que la información “ha sido cancelada porque fue erróneamente distribuida”. Las Fuerzas Armadas Ucranias han conseguido en el último mes establecerse en la orilla izquierda del río —la que controlan las tropas rusas—, asegurando una presencia de unos 500 soldados y un constante movimiento de lanchas rápidas, según han destacado analistas militares rusos de referencia.

Las agencias estatales rusas TASS y RIA han retirado este lunes de sus publicaciones dos alertas que anunciaban una retirada de las tropas rusas en la orilla oriental del río Dniéper, en la provincia de Jersón, la parte controlada por los invasores. Poco después, el Ministerio de Defensa ha calificado de “provocación” la información distribuida por las dos agencias, que están controladas por el Estado ruso.

El incidente, muy inusual, sugiere cierto desajuste entre la cúpula militar rusa y los medios oficiales sobre la forma de informar de la “operación militar especial”, como Moscú denomina la invasión de Ucrania.

El comunicado retirado por las agencias aseguraba que el Alto Mando en la zona había ordenado un traslado de sus tropas “a posiciones más favorables”, y citaba como fuente al Ministerio de Defensa ruso. La nota fue rápidamente eliminada de los canales de distribución de ambas agencias. TASS aseguró posteriormente que la información “ha sido cancelada porque fue erróneamente distribuida”.

Poco después, el medio RBC citaba al Ministerio de Defensa: “El envío de información falsa sobre el reagrupamiento de tropas en la zona del Dniéper, supuestamente por parte de la oficina de prensa del Ministerio ruso de Defensa, es una provocación”. El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, declinó valorar el asunto poco después, remitiéndose a Defensa.

Las Fuerzas Armadas Ucranias han conseguido en el último mes establecerse en la orilla izquierda del río —la que controlan las tropas rusas—, asegurando una presencia de unos 500 soldados y un constante movimiento de lanchas rápidas, según han destacado analistas militares rusos de referencia. El Estado Mayor ucranio informa en cuentagotas de estas operaciones, aunque el presidente, Volodímir Zelenski, afirmó la semana pasada que se estaban produciendo “pasos positivos en Jersón”.

Shares:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *