Pese a las cifras de COVID-19, siguen violando normas

El número de contagios de COVID-19 en Barrancabermeja se aproxima a los 300 casos, sin embargo, a los ciudadanos parece que esas cifras no los inquietan.

Por lo menos es lo que se deduce luego de los controles realizados el último puente festivo, cuando una vez más los desobedientes estuvieron a las orden del día, y ni siquiera las multas económicas a las que se enfrentan los amilana en su caminar.

Lo cierto es que el Puerto contabilizaba ayer a las 5:00 de la tarde 272 casos, de los cuales, 195 se mantenían activos.

Un elemento bien importante vale la pena destacar en estos datos y es el hecho de que en el Puerto Petrolero ninguna UCI está ocupada y solo dos pacientes se mantienen en hospitalización.

“El toque de queda, la Ley Seca y otras medidas que hemos tomado son para proteger la vida y la salud de cada uno de los ciudadanos. En Barrancabermeja van 5.940 sancionados desde que inició la pandemia por operativos y controles que desde la Secretaría de Gobierno, y junto a la Policía Nacional, estamos llevando a cabo en todas las comunas y corregimientos de nuestro Distrito.

No puede ser que durante la emergencia sanitaria sorprendamos familias realizando fiestas con alta aglomeración de personas, ciudadanos ingiriendo bebidas embriagantes en plena calle. Los controles rigurosos continuarán y sancionaremos a quien tengamos que hacerlo, pero el control más efectivo es el autocuidado y la autorregulación de cada uno de nosotros”, señalaron las autoridades.

Vanguardia

Compartir en
Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *