San Gil y Socorro a la espera de vacunas contra el COVID-19

Tras la llegada de las primeras 6.887 dosis de Sinovac en la tarde de este jueves a Santander, se espera que algunas de estas vacunas empiecen a ser distribuidas en las provincias del departamento.

Acatando los lineamientos del Gobierno Nacional, en las provincias de Santander las primeras vacunas contra el COVID-19 se empezarían a administrar al personal de salud que atiende en primera línea a pacientes afectados con coronavirus.

Por el momento se desconoce si parte de este primer lote de Sinovac también se distribuirá a adultos mayores de 80 años fuera del área metropolitana de Bucaramanga.

En Socorro

El gerente del Hospital Manuela Beltrán del Socorro, Pablo Cáceres, explicó que por el momento desconocen la fecha precisa de cuándo llegarán las primeras vacunas a la provincia Comunera. No obstante, esperan recibir algunas dosis de las 6.887 vacunas de Sinovac que llegaron este jueves a Santander. «La idea es que lleguen para el personal de salud de primera línea».

Cáceres estima que en total el hospital del Socorro tiene 396 trabajadores que hacen parte de esta primera línea, que incluye médicos, personal de laboratorio clínico, terapia respiratoria, el área de urgencias para pacientes con afecciones respiratorias, entre otros.

Sin embargo, se hizo una priorización para agilizar la vacunación de 150 trabajadores que operan las unidades de cuidados intensivos e intermedios para pacientes con COVID-19.

En esta primera etapa de vacunación se hará uso de los congeladores normales que tiene el Hospital Manuela Beltrán, donde se almacena cualquier tipo de vacuna. «Cuando la Secretaría de Salud nos notifique, iremos con el jefe de nuestro Centro de Acopio para recibir las dosis en Bucaramanga. Luego se trasladarán escoltadas por la Policía hasta Socorro y de inmediato se procederá a vacunar», explicó Cáceres.

Para cuando empiecen a llegar lotes de vacunas más grandes después de abril, se diseñó un plan de contingencia. «Ya contamos con un consultorio especializado donde ubicaremos todo lo relacionado con la vacunación de los esquemas tradicionales, mientras que el Centro de Acopio será netamente para COVID-19», mencionó el Gerente de este centro médico.

Como en el resto del departamento, durante febrero ha disminuido la afectación por COVID-19 en la provincia Comunera, el Hospital Manuela Beltrán suspendió la alerta roja y actualmente solo atiende un paciente diagnosticado con esta enfermedad en UCI, en cuidados intermedios se encuentra otro y en aislamiento respiratorio hay cuatro pacientes.

San Gil

Horbes Buitrago Mateus, gerente del Hospital Regional de San Gil, detalló que este viernes se notificará por parte de la Secretaría de Salud cómo será la distribución de las vacunas.

Buitrago precisó que todo está listo en San Gil para la recepción de estas dosis. Allí se cuenta con un refrigerador normal para mantener las vacunas de Pfizer durante cinco días, una vez salgan del ultracongelador de Bucaramanga. Entre tanto, la vacuna de Sinovac se puede almacenar normalmente durante 36 meses.

En San Gil se requeriría de unas 100 vacunas para que sean aplicadas al personal de salud en esta primera fase. «Aún el Gobierno no nos ha reportado el listado de las personas mayores de 80 años que también se deben vacunar en esta fase, esa información todavía no está disponible».

Por el momento no sé conoce cómo será la distribución en los otros 17 municipios que componen la provincia Guanentina. «El número de dosis que llegarán en la primera entrega se definirá mañana (viernes). En la reunión con funcionarios de la Gobernación de Santander quedará claro la fecha en que llegarán las vacunas y cómo será la distribución».

 

Compartir en
Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *