El expresidente envió la comunicación, a raíz de lo que ha señalado el excanciller Álvaro Leyva.

En medio de la tormenta política que se ha desatado en el país, luego de que el excanciller Álvaro Leyva señalara que el Gobierno Petro está obligado a convocar una constituyente, porque así lo establece el acuerdo de paz con las Farc, el expresidente Juan Manuel Santos le envió una carta a la ONU, en la que niega esa postura.

“Al transmitirle el Acuerdo Final me referí expresamente al principio de buena fe, de enorme importancia en la interpretación y aplicación del Acuerdo. Lo resalto porque funcionarios y exfuncionarios colombianos le han atribuido a algunos párrafos del Acuerdo un significado que es contrario a su objeto, alcance y finalidad, lo cual es posiblemente incompatible con el principio de buena fe”, señala Santos en su comunicación al secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

En la comunicación, Santos anota: “Se ha pretendido desconocer la letra y el espíritu del Acuerdo, así como la independencia de la JEP, creada para evitar la impunidad, tratando de imponerle una manera de proceder mediante afirmaciones en el sentido de que “deberá aplicar la JEP el mandato universal y garantista de la favorabilidad penal”, “deberá proceder de manera preferente y rápida a aplicar el derecho a la amnistía (…) en los términos previstos en el Protocolo Adicional II a los Convenios de Ginebra de 1949 (…) deberá tener presente la JEP el principio universal nulla poena sine lege”.

El expresidente Santos dice en su carta que los expresidentes Felipe González, de España, y Pepe Mujica, de Uruguay, que fueron “notables verificadores” del acuerdo, comparten el contenido de su comunicación a la ONU.

El excanciller Leyva, en entrevista con la directora de SEMANA, Vicky Dávila, dijo que el acuerdo de paz con las Farc sí propone la convocatoria de esa constituyente. En ese sentido, ha citado un párrafo de la introducción del acuerdo suscrito entre el Gobierno Santos y las Farc, en el Teatro Colón, en noviembre de 2016.

“Por lo anterior, el Gobierno de Colombia y las FARC-EP, con el ánimo de consolidar aún más las bases sobre las que edificará la paz y la reconciliación nacional, una vez realizado el procedimiento de refrendación, convocarán a todos los partidos, movimientos políticos y sociales, y a todas las fuerzas vivas del país a concertar un gran ACUERDO POLÍTICO NACIONAL encaminado a definir las reformas y ajustes institucionales necesarios para atender los retos que la paz demande, poniendo en marcha un nuevo marco de convivencia política y social”, dice la introducción.

A juicio de Leyva, ese párrafo quiere decir que el presidente Petro está en la obligación de convocar a una constituyente. Esa opinión de Leyva ha sido duramente criticada no solo por Santos sino también por Humberto de la Calle, exjefe negociador del Gobierno Santos con las Farc, que se opuso a esa propuesta de Leyva.

El excanciller, justamente, este lunes festivo, en la tarde, había dicho: ”Me dicen que el expresidente Santos podría mandar una carta a Naciones Unidas para que se desconozca una aparte esencial del acuerdo de paz que firmó. Eso sería olvidar que quien representa hoy al Estado no es él, sino @petrogustavo #ElSindicatoDelPasado nos quiere arrebatar el futuro pero no podrá. ¡No lo permitiremos! Adelante @petrogustavo es usted, acompañado del poder constituyente, quien lleva la voz del pueblo de Colombia ante el Consejo de Seguridad y quien aplica la Declaración Unilateral de Estado”.

Shares:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *