Entre las demandas de los transportadores se incluye la solicitud de que la carga en Colombia sea movilizada exclusivamente por vehículos colombianos y que lo mismo se aplique en Ecuador.

Transportadores y camioneros colombianos mantienen bloqueadas las vías fronterizas con Ecuador por cuarto día consecutivo, en protesta por el aumento del precio del combustible y para exigir al Gobierno mejoras en seguridad e inversión en infraestructura. La situación ha afectado significativamente el comercio entre ambos países, especialmente en la región de Nariño.

La vía Panamericana presenta varios tramos bloqueados, incluyendo el puente de Rumichaca y la carretera que conecta Ipiales con Pasto, la capital del departamento.

“La decisión del paro se tomó debido a grandes problemáticas que aquejan a nuestro departamento; uno, la seguridad de las vías entre la frontera de Nariño y Cauca, en la carretera Panamericana (…) mantenimiento y recuperación de las vías”, explicó Edison Mena, presidente de la Asociación Colombiana de Camioneros (ACC) seccional Ipiales.

Entre las demandas de los transportistas se incluye la solicitud de que la carga en Colombia sea movilizada exclusivamente por vehículos colombianos y que lo mismo se aplique en Ecuador. “Son peticiones que le hicimos al Gobierno colombiano hace meses y que lastimosamente no ha atendido”, añadió Mena.

El Ministerio de Transporte ha enviado una delegación para dialogar con los camioneros. “Hemos estado presentes para establecer mesas de diálogo con transportadores. Junto a las autoridades locales, avanzamos en los compromisos y preparamos negociaciones con otras carteras ministeriales para alcanzar acuerdos coherentes”, señaló el Ministerio en un mensaje publicado en la red social X.

Afectaciones

El alcalde de Pasto, Nicolás Toro, ha alertado sobre las graves consecuencias del paro. “El nuevo paro bloqueando la ciudad de Pasto va a provocarnos daños de incalculables consecuencias”, advirtió, haciendo un llamado al Gobierno para atender la situación de manera urgente.

Ángela Paz Romero, gerente de Emas, la empresa de aseo de Pasto, instó a los ciudadanos a no sacar más residuos a las calles hasta estabilizar el servicio de recolección de basuras.

Se espera que hoy la ministra de Transporte, María Constanza García y del director de Invías, Juan Carlos Montenegro junto a otros representantes del Gobierno Nacional hagan presencia en la zona, para buscar una salida que permita llegar a un acuerdo con los transportadores.

En Ecuador, las autoridades también están dialogando con los camioneros colombianos. La gobernadora de Carchi, Lucía Pozo, destacó la preocupación por la situación de los transportistas ecuatorianos. “En la ciudad de Tulcán el día de ayer tuvimos el registro de 52 transportes cargados con banano, también tenemos mulas cargadas con cebolla y el día de hoy también llegaron camarones que están represados en la frontera”.

Se están realizando esfuerzos para establecer un corredor humanitario que permita que la carga ecuatoriana pueda llegar a Colombia, ya que las pérdidas aproximadas para el transporte pesado en la región del Carchi son de 200.000 dólares diarios, detalló la gobernadora.

Comerciantes de la zona fronteriza también han expresado su preocupación. “Desde que cerraron la frontera nos está afectando mucho”, explicó Ricardo Morales, un comerciante local. Desde departamentos como Cauca, ya se han manifestado preocupaciones por el alza de precios de los alimentos y el desabastecimiento debido al cierre fronterizo.

Con información de EFE.

Shares:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *