El 20 % de los adultos en España fuma, y dos de cada tres hombres, y la mitad de las mujeres, tienen sobrepeso.

La directora del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III, Marina Pollán, quien ha advertido de que la población envejecida española expone al sistema sanitario a un crecimiento de casos de cáncer.

Los datos fueron dados a conocer en el marco de la jornada ¿Cómo reducir el riesgo de cáncer? Para prevenir, investigación, organizada por el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) con ocasión del Día Mundial de la Investigación del Cáncer.

El tabaco, principal enemigo

De acuerdo con Elisabete Weiderpass, los principales hábitos y sustancias cancerígenas, ha señalado al tabaco como el enemigo público número uno.

Explicó que la medida más importante que se debería tomar hoy en día es eliminar el tabaco a escala mundial, especialmente, por las nuevas formas de consumirlo, como el vapeo.

Por otro lado, explica que el herbicida glifosato, muy empleado en la agricultura europea, es “probablemente cancerígeno”, porque la OMS tiene evidencia sólida de que produce cáncer en animales y modelos celulares, pero no suficientes datos en humanos. En esta misma categoría están la carne roja y el trabajo en turno de noche, entre otros.

Datos en España

Pollán ha actualizado las cifras de tabaquismo y obesidad en España, y ha señalado que el 20 % de los adultos en España fuma, y dos de cada tres hombres, y la mitad de las mujeres, tienen sobrepeso. Como en otros países, este problema afecta más en zonas más desfavorecidas.

La experta ha apuntado al “abandono” de la dieta mediterránea. “Estamos cambiando a una dieta de influencia anglosajona, y las consecuencias ya se perciben en la incidencia, sobre todo de cáncer colorrectal, que en este momento es uno de los principales tumores en nuestro país”, ha detallado.

La experta dijo que también preocupa el consumo de alcohol por parte de los jóvenes.

Por último, Weiderpass, Pollán y la directora del CNIO, Maria A. Blasco, han insistido en la importancia de las políticas públicas de prevención. Las tres han coincidido en opinar que “se debe hacer fácil lo sano y difícil lo insano”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *