Por irregularidades al interior de la cárcel, la Procuraduría General de la Nación, en fallo de primera instancia, destituyó e inhabilitó por 17 años al exdirector del Complejo Carcelario y Penitenciario La Picota de Bogotá, Luis Francisco Perdomo Claros.

Las investigaciones del ente de control comprobaron que, abusando de su cargo, el funcionario le exigió $ 30’000.000 a José Bayron Piedrahita Ceballos por acciones no permitidas, entre las que estaban autorizar el ingreso extraordinario de amigos y familiares al centro penitenciario para despedirse antes de ser extraditado a los Estados Unidos.

Se conoció que Perdomo Claros recibió por parte de familiares del extraditable dos pagos, uno por $ 10’000.000, y el otro por $ 20’000.000 que fueron entregados en un establecimiento ubicado en la plazoleta de comidas de un hotel en Bogotá. En este hecho, fue capturado en flagrancia por investigadores del Cuerpo Técnico de Investigaciones de la Fiscalía General de la Nación.

A juicio del Ministerio Público, las acciones del exfuncionario son considerados como una falta gravísima a título de dolo, pues a pesar de su gran experiencia y trayectoria en el INPEC, “omitió su función de vigilar y custodiar a las personas privadas de la libertad, en el marco de los principios de transparencia e integridad”.

“No resulta admisible que el director de una institución penitenciaria se reúna solo y de manera informal por fuera de su oficina – siendo incluso en su propia oficina cuestionable –, con un familiar de una persona que está privada de la libertad, bajo su cuidado y vigilancia, máxime cuando el mismo investigado, en su intervención, señaló que había comentarios constantes de que al interior de La Picota se cobraba por absolutamente todo y que incluso se utilizaba su nombre o su cargo para ese propósito”, expresa el ente de control en su decisión.

Exdirector de La Picota fue inhabilitado tras pedir dinero a un preso
Tras la sanción, se conoció que la defensa del exdirector Luis Francisco Perdomo Claros interpuso recurso de apelación, acción que será resuelto por la Sala Disciplinaria Ordinaria de Juzgamiento.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *