Panetones, hojuelas y el manjar blanco o de arroz, los que más resaltan en la oferta decembrina

La oferta de postres navideños es amplia para esta temporada, la mayoría tienen su origen en Europa y fueron adaptados.

En esta temporada de diciembre no solo se come natilla y buñuelos, pese a que estos son los reyes de la mesa.

La oferta de dulces se extiende a preparaciones como el manjar blanco, el arroz con leche, las brevas, la torta negra (que en muchas partes es súper navideña), las hojuelas, los dulces de frutas, los desamargados (limón, papaya, piña, guayaba) con cuajada, que son muy populares en el Suroccidente del país, y el famoso panetón, que llegó a estas tierras desde Italia, según relata Juan Pablo Tettay, cocinero y periodista gastronómico.

La tradición de comer dulces en esta época del año viene de los monjes españoles, que salían a las calles a repartir, entre los menos favorecidos, sus preparaciones en medio del fuerte invierno europeo. Con el paso del tiempo la tradición religiosa fue adoptada por las familias y los dulces fueron transformados con los productos de cada región.

Es el caso del manjar de arroz, un plato que en Antioquia compite en preferencias con la natilla. En la Pastelería Santa Elena este manjar se vende desde hace 70 años, los mismos que tiene la tradicional repostería y su comercialización que se limita exclusivamente a esta temporada.

Explica María Isabel Orjuela, gerente de mercado de Santa Elena, que su demanda es alta y que en otras épocas del año son varios los clientes que se acercan a preguntar por él.

Allí también es muy popular la Corona Danesa, un pan con fruta cristalizada, bañado con fondant (pasta de azúcar), decorado con cerezas rojas y verdes. Una preparación parecida al panetón, que es menos dulce.

“En toda Colombia es muy dado mezclar leche con azúcar y almidones, que dan como resultado natillas, pudines y manjares, con ingredientes como fécula de maíz, panela, azúcar, canela y anís”, cuenta el periodista Lorenzo Villegas, que anota que amasijos dulces son compañeros ideales del cerdo, ya sea en chicharrón, morcilla o chorizos, que configuran “la mesa navideña colombiana”.

Receta de hojuelas

Ingredientes: Una libra de harina, dos cucharadas de mantequilla, dos tazas de aguapanela, dos cucharadas de ralladura de cáscara de limón, dos cucharadas de azúcar, una pizca de sal y una cucharadita bicarbonato.

Preparación: Cernir la harina junto con el azúcar y la sal. Hacer un hueco en el centro y añadir el huevo y el bicarbonato. Amasar con las manos.

Añadir la mantequilla y ralladura de naranja. Poner en un recipiente, cubrir con un trapo y dejar reposar por 20 minutos

Estirar la masa, cortar en cuadros, calentar el aceite y freír las hojuelas. Dejar enfriar echarles azúcar encima.

Manjar blanco

Ingredientes: 5 cucharadas de arroz, 1 libra de azúcar y 2 litros de leche entera.

Preparación: Remojar el arroz durante mínimo dos horas. Cocinar el arroz hasta que se ablande o licuar directamente.

Colar y usar lo que quedó del arroz para volver a licuarlo y hacer el mismo procedimiento.

Agregar en una olla o paila de cobre la leche a fuego alto y añadir el azúcar. Revolver cada 15 minutos durante aproximadamente hora y media. Cuando esté espeso no dejar de revolver porque se puede quemar. Para probar si ya está listo pasar por el centro de la olla la cuchara de palo y se debería poner ver el fondo. Se le puede agregar pasas o coco, según el gusto.

La información contenida en esta noticia fue tomada de El Colombiano.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *