Abuso sexual y golpes: Cronología de la muerte de la niña de 2 años a manos de su padrastro en Bucaramanga

Gracias al reporte del Instituto de Medicina Legal, los vídeos de las cámaras de seguridad y las entrevistas o testimonios bajo juramento, las autoridades pudieron establecer la verdadera causa de la muerte de la niña de dos años.

En las últimas horas, la Fiscalía seccional Santander y la Policía Metropolitana de Bucaramanga han entregado detalles de la atroz muerte de una menor de 2 años en una residencia en el centro de la capital santandereana.

Marisol Ramírez Rodríguez, directora de la Fiscalía Seccional Santander, señaló en rueda de prensa que la menor no solo habría sido agredida físicamente, sino también sexualmente por parte de su padrastro Angelo Iván Luna López, oriundo de Cúcuta, Norte de Santander.

«El aquí capturado quiso hacer parecer la muerte de la menor como una caída accidental por las escaleras de su vivienda. El equipo interinstitucional, conformado por Medicina Legal, CTI, Sijín y Policía Nacional, logró establecer las evidencias suficientes para demostrar que la niña habría sido agredida tanto física como sexualmente antes de su muerte», agregó Ramírez.

Gracias al reporte del Instituto de Medicina Legal, los vídeos de las cámaras de seguridad y las entrevistas o testimonios bajo juramento, las autoridades pudieron establecer la verdadera causa de la muerte de la niña de dos años, hija de Rosa Isabel Rodríguez, una mujer venezolana.

Los verdaderos golpes que le causaron la muerte

El coronel Henry Yesid Bello Cubides, comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, le aseguró a Vanguardia que el reporte de Medicina Legal señaló que la niña murió producto de los golpes que le infringió su padrastro.

El dictamen reveló que la niña tenía una serie de traumas en su parte abdominal y también en sus piernas. La gravedad de estos politraumatismos ocasionó que la menor muriera inmediatamente sin recibir asistencia médica.

«El victimario le causó unos traumas a nivel abdominal y en miembros inferiores, este dictamen de Medicina Legal pudo establecer que la niña no murió por una caída en las escaleras, sino por una agresión física que le causó la muerte», añadió el comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga.

El estremecedor relato de la madre de la niña

El miércoles 10 de enero, alrededor de las 6:30 a.m., Rosa Isabel Rodríguez, madre de la menor fallecida, salió del hostal Paraíso en la calle 29 con carrera 15. En dicho lugar, vivía con sus dos hijas, una de 5 años y la fallecida de 2 años, así como con Angelo Iván y su hijo de 5 años.

Siguiendo su rutina diaria, Rodríguez, de nacionalidad venezolana, se dirigió a su trabajo en una empresa de artesanías. Aproximadamente media hora después, Angelo Iván llegó al lugar en busca de ella.

“A las 7:00 a.m., llegó llamándome, diciendo que era urgente. Cuando abrí la puerta, me entregó a la niña muerta en mis brazos, afirmando que se había caído por las escaleras”, relató la madre con dolor a una cadena radial.

De manera inmediata, Rosa llevó a la niña en una moto hasta la Unidad Intermedia Materno Infantil Santa Teresita, Uimist, ubicada en la carrera 21 con calle 12 de la ciudad. No obstante, el personal médico en este centro confirmó que la menor ya había fallecido.

Al compartir la versión proporcionada por su pareja, que sugería una caída por las escaleras, y al notar posibles signos de violencia en el cuerpo de la víctima, los médicos alertaron a la Policía Metropolitana de Bucaramanga y activaron el protocolo por violencia intrafamiliar.

Alrededor de las 10:30 a.m., con la colaboración del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), los agentes de la Policía se dirigieron al lugar de los hechos para verificar la información brindada por el padrastro. La revisión de las grabaciones de las cámaras de seguridad y las entrevistas a testigos formaron parte del proceso para esclarecer los hechos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *