La Serranía de los Yariguíes, la Serranía de la Paz, el Magdalena Medio y la represa del Topocoro, son algunos de los lugares donde se pueden observar las aves que enriquecen los variados ecosistemas de Santander.

Internarse en las espesas montañas de la Serranía de los Yariguíes o posarse durante horas frente a las ciénagas de Barrancabermeja es solo uno de los primeros pasos para pajarear exitosamente en Santander.

Avistar algunas de las 900 especies de aves que hay en el departamento no es cuestión de suerte. Es ciencia participativa.

El aviturismo representa para el departamento un ejercicio de conservación. Es la práctica que está rescatando los ecosistemas. Por eso, cada una de esas personas que se dedica al aviturismo en Santander, debe convertirse en un guardián de las aves.

Es una práctica que conecta con la naturaleza y las comunidades. Y que hoy está organizada y constituida, gracias a la Red Santandereana de Aviturismo.

“Somos el resultado del reconocimiento del territorio, del esfuerzo y disciplina por querer demostrar las aves y el trabajo comunitario de conservación que se viene desarrollando en cada uno de los ocho municipios que integramos la red santandereana”, explica Jaime Arnache, representante legal de la red.

Eso es lo que busca hoy la red. El equilibrio entre comunidades y empresarios para fortalecer la economía, mientras se protegen los ecosistemas. Por eso hoy comparten oficialmente ocho rutas, operadas por esos líderes comunitarios y expertos en la temática, para que hijos de esta tierra, y extranjeros, puedan disfrutar de esta práctica sostenible.

Además, extienden la invitación para que otros municipios se unan.

“Muchas de esas comunidades eran cazadores, y se han volcado a la conservación. Ha sido un encadenamiento para poder mostrar todo esa riqueza natural”, subraya Arnache.

Barrancabermeja

El chavarrí, el aguilucho grande, el jabirú americano y la espátula rosada son algunas de las aves que habitan el municipio. Jaime Arnache, representante legal de Avitupeque, ha liderado el aviturismo en las ciénagas de Barrancabermeja. Y a través de la agencia brinda a los turistas una experiencia de ecodestino, mediante el turismo comunitario y participativo.

Lebrija

A una hora y 40 minutos de Bucaramanga, en Lebrija, ya es posible apreciar alguna aves como: coqueta crestirrojiza, quincha de Soatá, colagrís norteño y, tucán de pico acanalado.

En este municipio, la reserva Manantial de la Aurora, liderada por Claudia León, acompaña a los turistas.

Está rodeada por la Serranía de los Yariguíes, la Serranía de la Paz, el Magdalena Medio y la represa del Topocoro, lo que hace posible el avistamiento de cerca de 300 especies de las aves registradas en la plataforma de datos de observaciones sobre aves, eBird.

Suratá

En la provincia de Soto Norte, la agencia Santurbán Birding ofrece dos rutas de aviturismo.

Uno de ellos es el Sendero Alto de Cachirí, donde es posible encontrarse con aves como el Macroagelarius Subaralis, conocido como chango de montaña.

En el Sendero Rodeo habitan el cóndor de los andes, el chivito de páramo y más de 40 especies.

Socorro

En este municipio, Erick Gutiérrez, propietario de Hikers Birding, es quien lidera el turismo de naturaleza y aviturismo desde 2018.

Aunque Socorro es el municipio que se suma a la Red Santandereana de Aviturismo, la cobertura de Hikers Birding se extiende hasta Hato, Palmar, Galán, Simacota y Barichara.

San Vicente de Chucurí

“Nuestro propósito es preservar nuestro patrimonio natural e inmaterial por medio de las actividades de avistamiento de aves y senderismo, enseñando la megadiversidad natural de Santander”, ese es el objetivo principal de Jaguar Tour Santander.

Federmán Rueda Pereira, líder del operador turístico, trabaja por vincular a todos los que deseen despertar conciencia para proteger la biodiversidad.

La Belleza

Nasqua es una agencia operadora de viajes enfocado en el turismo consciente.

Se centra en área rural de La Belleza y cuenta con cinco destinos en los que es posible realizar caminatas ecológicas y conocer cerca de 201 especies de aves, el 10 % de las especies que se encuentran en Colombia.

Contratación

Casa Rayma Hotel Boutique es la puerta de entrada a la Serranía de los Yariguíes y una ruta de aviturismo en la que se puede disfrutar de 100 aves identificadas.

Es uno de los destinos en Santander para disfrutar de la biodiversidad, además de actividades como cañonismo, senderismo y ciclomontañismo.

Suaita

Allí el aviturismo es liderado por la familia pajarera de Guttata Birding. Lucy Rodríguez Fuentes, médica veterinaria zootecnista, no solo encabeza este colectivo, también trabaja con turismo rural comunitario, con mujeres y niños.

Actualmente, adelanta una investigación para recolectar datos sobre el comportamiento reproductivo y contexto de la elaboración de los nidos del comúnmente conocido como chamicero capirotado.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *