El Gobierno Nacional también busca con este nuevo lineamiento, empezar a adoptar la Ley 2232 de 2022, que pretende regular y eliminar el uso de plástico en el país.

Con la firma del decreto 2192 de 2023, el gobierno del presidente Gustavo Petro prohibió el uso e ingreso de plásticos de un solo uso a las áreas protegidas y Ecosistemas Sensibles en Colombia, como parques nacionales, humedales de importancia internacional (RAMSAR), ecosistemas de páramos, ecosistemas marinos sensibles y reservas de biósfera.

Además, con la expedición de este nuevo decreto, se buscará trazar algunas de las medidas necesarias para empezar a adoptar la Ley 2232 de 2022, que establece los lineamientos para la reducción gradual de la producción y consumo de plásticos de un solo uso en Colombia, del que se espera sea el inicio en el proceso de protección de las reservas naturales del país.

“Este es un paso muy importante porque los plásticos de un solo uso son el principal contaminante de nuestros ecosistemas. El decreto le da competencias al Ministerio de Ambiente y de Vivienda para fortalecer las organizaciones de recicladores en la cadena de manejo del plástico”, señaló la ministra de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Susana Muhamad.

Sin embargo, la iniciativa detalla algunas excepciones. Por ejemplo, solo se podrán ingresar aquellos plásticos de un solo uso necesarios para atender necesidades personales de las comunidades y los guardaparques que custodian estas áreas protegidas, o productos que los contengan, pero no se permitirá comerciar con ellos al interior de estas zonas.

Además, se deberá contar con un sistema especifico que asegure que cada uno de los utensilios de este material tendrá una correcta disposición, recolección y gestión en su totalidad, para que salga lo más pronto posible de las áreas protegidas.

También le solicita a las autoridades responsables del manejo del área protegida o ecosistema estratégico que corresponda diseñar e implementar un programa de comunicación y cultura con el objeto de incentivar la adecuada gestión de los residuos, al igual que la utilización de elementos reutilizables, dirigido a informar a los visitantes, funcionarios, contratistas y cualquier persona sobre dicha prohibición.

Para quienes desacaten el decreto recibirán sanciones entre 100 y 50.000 salarios mínimos mensuales legales vigentes, sumas contempladas dentro de las disposiciones de la directriz, y se buscará incluir dentro de la estrategia del buen manejo y eliminación de este tipo de plástico, a los recicladores de oficio y las empresas transformadoras, junto a lineamientos que permitan desarrollar procesos de biodegradación y compostabilidad de estos productos.

Recicladores, importantes en el proceso

La nueva normativa ordena a los municipios y distritos desarrollar estrategias para la incorporación de este mecanismo, no solo con el fin de eliminar el uso de plásticos de un solo uso en las áreas protegidas del país, sino que formalicen, promuevan y regularicen la actividad de los recicladores de oficio y las organizaciones dedicadas a la compra y transformación de estos desechos.

Las administraciones locales entonces podrán iniciar su proceso, a través del programa de Inclusión de Recicladores y la incorporación de acciones dirigidas a la gestión de residuos plásticos en el Programa de Aprovechamiento.

Esto deberá hacerse mediante el programa de Inclusión de Recicladores, y la incorporación de acciones dirigidas a la gestión de residuos plásticos en el Programa de Aprovechamiento, así como los ministerios de Ambiente y Desarrollo Sostenible y de Vivienda, Ciudad y Territorio se encargarán de definir la necesidad de introducir los ajustes que en este sentido correspondan a la formulación, implementación, seguimiento y actualización de estos planes.

Mientras los ministerios de Comercio, Industria y Turismo y de Ambiente y Desarrollo Sostenible se encargarán de promover las acciones orientadas a estimular la formalización de las empresas transformadoras de plástico, así como la divulgación de la oferta programática para el desarrollo e impulso de este sector.

Pacto por la reducción de plásticos

El pasado 21 de noviembre, el gobierno del presidente Gustavo Petro y representantes de asociaciones de recicladores en Colombia, de la industria del plástico, la academia y jóvenes activistas por el cuidado del medio ambiente, firmaron el Pacto Colombia libre de plásticos de un solo uso.

La iniciativa tiene como fin reducir y sustituir gradualmente el consumo de estos productos que contaminan los ecosistemas y afectan la biodiversidad del país. Con este proyecto esperan que al menos un total de 14 categorías distintas de productos plásticos de un solo uso que existen en Colombia por fin salgan del mercado y lleguen a ser reemplazados por alternativas sostenibles y ecoamigables, así lo explicó la ministra Muhamad.

La ministra también ha destacado que la intención no es que esto se convierta en un problema para la economía, sino una oportunidad. Por eso varias empresas aseguró, ya han empezado sus procesos de reconversión de materiales y recibirán apoyo del gobierno para lograrlo, bajo programas de economía popular.

Información tomada textualmente de El Colombiano.

Shares:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *